Archive for the ‘Expresión escrita’ Category

Biografías

febrero 15, 2010

Casa museo de Lope de Vega

Una biografía es el relato de la vida de un personaje. Escribir una buena biografía supone:

  • Elegir a una figura relevante de la historia o la vida pública.
  • Documentarse lo mejor posible sobre su vida, manejando variadas fuentes de información (cartas, memorias, diarios, documentos históricos o periodísticos…) y contrastando los datos.
  • Ordenar los datos e interpretarlos. No se trata sólo de reconstruir cronológicamente los hechos más importantes de la vida del personaje elegido; también, hay que extraer conclusiones acerca de su personalidad y su evolución moral.
  • Finalmente, hay que redactar la biografía de forma objetiva y con estilo ameno.

ACTIVIDADES

1. El siguiente texto pertenece al libro Pasiones (1999), de Rosa Montero, una colección de famosas historias de amor. Léelo atentamente y luego contesta a las preguntas.

Me viene ahora a la cabeza un amor especialmente crepuscular: el de Lope de Vega por Marta Nevares, bellamente descrito en un trabajo de Antonio Villacorta en Historia 16.
Mujeriego, vitalista y ya maduro, Lope se hizo sacerdote en 1614, tras la muerte de su mujer legítima y de un hijo; pero su ordenación no le impidió seguir viviendo pasiones desenfrenadas y muy carnales. En 1617 se enamoró locamente de Marta de Nevares: él tenía cincuenta y cuatro años, ella veintiséis. La hermosa Marta poseía unos ojos verdes espectaculares; era culta, inteligente, sabía música, escribía poemas y estaba casada con un tal Roque Hernández. Era una mujer decente, pero perdió la cabeza por Lope y le entregó su vida. “Por acá nos amamos a lo burdo”, escribe el sensual Lope al duque de Sessa, “porque dicen las mujeres que en los brazos lo grosero es lo mejor”. Y también: “Hace piernas Amarilis [Marta], y bien hace, pues que las tiene tan lindas, con dos partes para mi condición notables, que es poca carne y bien puesta”. En la gloria de la piel, el cuerpo es un festín.
De los amores de ambos nació una niña, que Roque, el marido, reconoció como propia; pero al poco se dio cuenta de la situación y abandonó a Marta. Desde 1621, Lope y ella vivieron juntos y apasionados y felices. Pero a partir de 1627, los ojos verdes de Marta se fueron apagando poco a poco: se estaba quedando ciega y además sufría extrañas locuras y delirios. Lope, tras probar el paraíso, descendió a los infiernos: “Ojos, si vi por vos la luz del cielo / ¿qué cosa veré ya sin vuestra vista? / o, ¿cómo el alma admitirá consuelo / que la violencia del dolor resista?”. Marta murió al fin en 1632, ciega y demente, a los cuarenta y dos años. Para Lope, que tenía setenta, la vida se había acabado: “ Permíteme callar sólo un momento / que ya no tienen lágrimas mis ojos / ni conceptos de amor mi pensamiento”.

a. ¿Sobre qué importante figura de la cultura española trata el texto? ¿En qué destacó? ¿En qué acontecimientos de su vida se centra? ¿Qué aspectos de su personalidad se resaltan? Resume lo que se cuenta.

b. ¿Hay alguna referencia en el texto a la labor de documentación de la autora?

2. Busca información sobre algún personaje histórico que te atraiga especialmente. Haz una breve semblanza del personaje, destacando algún rasgo importante de su personalidad. Es importante que sigas las orientaciones arriba expuestas. Tras corregir y pasar a limpio tu escrito, lo entregarás al profesor junto con las fotocopias de los textos que te han servido como fuente de información.

3. Piensa en algún acontecimiento decisivo en tu vida. Relátalo, explicando por qué fue tan importante para ti.

¿Qué ocurriría si…?

enero 11, 2010

Ya hemos visto la diferencia entre narración realista y fantástica. La tarea de hoy consistirá en escribir una narración fantástica partiendo de un hecho totalmente inverosímil.

Sirva de ejemplo el relato La metamorfosis, de Kafka, que comienza con esta frase: “Cuando una mañana Gregor Samsa se despertó de un sueño lleno de pesadillas se encontró en su cama convertido en bicho enorme”. Kafka se planteó, por tanto, la siguiente pregunta: ¿qué pasaría si un hombre se despertase transformado en un inmundo escabajo?
Hay tres fases en la elaboración de un relato: preparación, redacción y corrección. Sigue las siguientes recomendaciones para cada una:

1) Preparación:

a) Busca el tema de historia que vas a contar: ¿qué pasaría si…?

b) Decide la persona gramatical de la narración: primera o tercera.

– Si te decantas por la primera persona, tendrás que decidir si el personaje que va a narrar la historia es su protagonista o solo un testigo de los hechos.

– Si te decides por la tercera persona, tendrás que decidir si el narrador externo lo conoce todo sobre sus personajes, también lo que sienten y piensan (narrador omnisciente) o si sólo es capaz de dar testimonio de lo que hace y dicen, tal como actúa una cámara cinematográfica (narrador objetivo).

c) Escribe un guión que incuya: los personajes, los hechos, el tiempo, el espacio y cómo vas a organizar los hechos.

2) Redacción:

a) En primer lugar, plantea la trama y qué es lo que desencadena.

b) Después, desarrolla los acontecimientos.

c) Finalmente, redacta el desenlace de la historia.

3) Corrección

a) Lee de nuevo lo que has escrito y corrígelo.

b) Ponle un título y escríbelo en limpio.

El autorretrato

noviembre 23, 2009

Vamos a trabajar hoy con un fragmento del prólogo de las Novelas ejemplares de Miguel de Cervantes. En él, el autor, que por entonces (1613) tenía sesenta y seis años, se describe así:

“Este que veis aquí, de rostro aguileño; de cabello castaño; frente lisa y desembarazada; de alegres ojos y de nariz corva, aunque bien proporcionada; las barbas de plata, que no ha veinte años que fueron de oro; los bigotes grandes; la boca pequeña; los dientes ni menudos ni crecidos, porque no tiene sino seis, y estos mal acondicionados y peor puestos, porque no tienen correspondencia los unos con los otros; el cuerpo entre dos extremos, ni grande ni pequeño; la color viva, antes blanca que morena, algo cargado de espaldas y no muy ligero de pies; este digo que es el rostro del autor de La Galatea y de Don Quijote de la Mancha.”

ACTIVIDADES

1. Reescribe el autorretrato de Cervantes cambiando las palabras o expresiones destacadas en rojo por un sinónimo.

2. Explica cómo es un rostro aguileño, una nariz bien proporcionada, unos dientes mal acondicionados.

3. Indica cómo se refiere Cervantes a su estatura mediana.

4. El autorretrato de Cervantes se centra sobre todo en rasgos físicos: ¿cuáles? ¿Cómo se ordenan estos rasgos? ¿Crees que el retrato pictórico de arriba se ajusta bien a la descripción que Cervantes hace de sí mismo? Justifica tu respuesta.

5. Ahora, vas a escribir tu propio autorretrato a la manera de Cervantes. Para ello, sigue las siguientes instrucciones:

  • Coge una foto tuya y pégala en un folio.
  • Fíjate con atención en los rasgos más peculiares de tu rostro.
  • A continuación, redactarás tu autorretrato en una sola frase, como el modelo.
  • Empieza con la misma fórmula de Cervantes: “Este / Esta  que aquí veis…”
  • A continuación, describe la forma de tu rostro, tus cabellos, frente, ojos, nariz, boca. Seguidamente, te referirás a tu estatura, el color de tu piel y tu aspecto físico en general.
  • Cierra también con la fórmula de Cervantes: “este / esta digo que es el rostro de…” . E igual que Cervantes, en vez de decir tu nombre, mencionarás algún hecho por el que te conozca la gente.